11:07 pm 05/05 2008

Proyecto: Programa de atención a la violencia escolar

Politicas

por:

susana pantojaLa creación de un programa  provincial de prevención y atención de la violencia en el ámbito escolar, fue impulsado por la Diputada provincial, Susana Pantoja quien propone además reconocer a la misma como un fenómeno multicausal y definir políticas, lineamientos y acciones tendientes a abordar esta problemática en forma sistemática, integral e interministerial.

 

Estos objetivos deben articular además la investigación, formación, capacitación,  intervención y la evaluación respectiva desde  un Departamento específico a crear una vez que sea aprobada y promulgada la iniciativa, que ya tomó estado parlamentario en la última sesión de diputados y que dependería del Ministerio de Educación.

 

La idea de la legisladora es generar acciones de sensiblización y concientización en la totalidad de los actores institucionales escolares y establecer de esa manera compromisos compartidos en pro de una cultura de la no violencia, formando y capacitando a supervisores, directivos, docentes y personal no docente en la prevención de la violencia escolar.

 

La profesora considera también en su proyecto que se debe involucrar a la familia y al entorno, considerando que  la misma constituye la primera institución en la génesis de las conductas sociales de los educandos.

 

En cuanto a las acciones del citado Departamento, comenzarán desde el momento en que los actos de violencia generado por actores escolares identificados, exceda las posibilidades de atención por parte de personal de la institución afectada, interactuando con el Juzgado de Monores, Secretaría de prevención de la drogadicción y Policía de la provincia, en el entendimiento de que existe estrecha relación entre el delito, las adicciones y la violencia, cuando se presente un caso de esas características o que le corresponda a cada organismo.

 

La docente sugiere en su proyecto que se debe evaluar periódicamente los efectos y resultados de la aplicación de las acciones y estrategias del Programa y el grado de concreción de los objetivos previstos por parte del órgano de diligencia.

 

Violencia escolar

 

Pantoja aclara en el artículo cuatro del documento que no existe consenso ni unicidad de criterios respecto de la conceptualización del fenómeno de la violencia escolar y que la misma se debe entender como la gama de acciones que tienen por objeto producir daño a las personas o cosas y que alteran en mayor o menor medida el equilibrio institucional.

 

Pone como ejemplo los diversos casos que se conocen a diario por los medios de comunicación, de los que Jujuy no está exento por lo que no tiene gran repercusión los hechos que se suceden de una u otra medida en las escuelas en todos sus niveles, citando que las acciones de violencia son diversas, y menciona a modo de ejemplo las situaciones de acoso, intimidación, victimización, maltrato entre iguales, hostigamiento o persecución psicológica, hostilidad, vandalismo, disrupción en el aula con conductas inapropiadas que suponen desafíos a determinadas normas de convivencia, y otras.

 

Habla también de la autoridad de aplicación, que en este caso sería el Departamento de Prevención y Atención de la violencia escolar, de los destinatarios, de las acciones, de la concepción y ejercicio del rol de autoridad y las formas de gobierno, de los enfoques contemporáneos de violencia, de los educando, la familia, de los proyectos educativos institucionales y de los recursos humanos.

 

En los fundamentos, Pantoja destaca que la violencia es tan vieja como la humanidad, pero que sin embargo en la posmodernidad , “donde campea la cultura de la imagen, donde el individualismo trocó en egoísmo y se exaltan los valores hedonistas, donde el hombre es más lobo del hombre que nunca, el fenómeno de la violencia ha cobrado otras formas. Se presenta con nuevas aristas en sus contenidos, en sus sentidos y en las manifestaciones cada vez más crueles, incomprensibles e impactantes a la percepción y al espíritu del hombre”, manifestando su preocupación en que la violencia haga crecer a la escuela como escenario para estallar.

 

Comentario